Publicado el

Con la fuerza de 18 damas sobre el tablero

El primer campeonato internacional femenino del que hay constancia tuvo lugar en el año 1932 en Inglaterra con veinte participantes. Anoche, en el Fender, en el ámbito local de Getafe, participaron, nada más ni nada menos, que ¡18 mujeres! Para ser un deporte en el que sólo uno de cada diez practicantes es mujer, la cifra es de récord.
Pero al Fender de Getafe jamás se le va a medir por la cantidad, sino por la calidad. Y ni siquiera por la calidad de las partidas (¡todo se andará!), sino por la que atesoran, con creces, quienes anoche se dieron cita en la décimo octava edición de un torneo que ayer celebraba, por segundo año consecutivo, el Día de la Mujer.
18fender_002

#Playtoo

Cuando Javier Khahe se cuestionaba, en una de sus conocidas canciones, dónde se habría metido «esa» mujer que a las once andaba por la calle «yo que ceno lo más tarde a las diez», vendría al caso suponer que pudiera estar jugando una partidita de ajedrez con sus amigas en el Fender.
¿Se ponen en situación? Les hablo de un ajedrez con la fuerza de 18 damas en un mismo tablero. Porque el ajedrez tiene la gran virtud de hacernos felices. Y eso trasciende sexos, nacionalidades y edades. Nuestro idioma universal es disfrutar con una partida, con una combinación, con nuestras capacidades mentales puestas a prueba, los nervios a flor de piel y la respuesta precisa en el momento oportuno, saboreando el zarpazo dado, o el que ansiamos dar, al rey rival.
Ayer, 18 mentes inquietas disfrutaron en Getafe de este estado de dicha que da un puntapié a la Historia y pone las cosas en su justa medida: «me voy a jugar al ajedrez con mis amigas, con mis amigos y con mi club». El movimiento se llama #Playtoo y la jugada es de lo más natural, pues la posición resultante es «sanísima», tanto desde el punto de vista posicional como estratégico.

18fender_004Mañana más…

Citadas en voz alta estas consideraciones, vayamos a la crónica, porque la victoria de anoche le correspondió al equipo de Inés Movilla, Sara Barros y Mercedes Badorrey, que cosecharon 4 victorias y un empate (9 puntos) en las cinco rondas disputadas.
Caissa las aupó un punto por encima del equipo fomado por Aitana Blanco, Alejandra Martínez y Silvia Ortega y a tres puntos del compuesto por Alicia Guillamón, Lourdes Gutiérrez y Claudia Ballesteros.
Algo más lejos quedaron los equipos integrados por Lucía Martín, Olga Barrios y Marta Carretero y por Susana Márquez, Raquel Granados y Eva León. Y cerró la clasificación la terna que formaron Begoña Artime, Silvia Elvira y Eva Cañadillas.
Mas, como ocurre siempre en cada Fender, la amistad termina superando con creces a la rivalidad. Y ayer, como mañana, seguiremos tomando el ajedrez como metáfora de la vida, conquistando espacios, coronando damas y dando jaques a reyes mal enrocados.
¡Feliz 8 de marzo, compañeras!

Publicado el

"Kitad ash-shatranj", ayer, hoy… y todos los domingos

JUAN CARLOS BALLESTEROS
Me gusta levantarme temprano los domingos, saborear un par de tazas de café, repasar los encuentros de la jornada… y llegar pronto a la sede del Club de Ajedrez Getafe para preparar, junto con mis compañeros, la disposición de las salas, de las mesas, de los tableros, piezas, relojes, planillas y actas imprescindibles para disputar las 44 partidas de ajedrez de nuestros 8 equipos: del A al H.
Hemos sistematizado este proceso preparatorio… y ahora apenas tardamos 25 minutos en organizarlo todo. A nuestros rivales, a juzgar por sus elogiosos comentarios, les gusta venir a jugar ajedrez en nuestro club. Hay buena calefacción en invierno y se aparca bien. Los servicios están a mano. Y saben que en nuestra casa van a encontrar cordialidad y rivalidad a partes iguales, ya sea en Preferente o en Tercera División.
Juntos -ellos y nosotros- escribimos todos los domingos un nuevo capítulo del libro de ajedrez «Kitab ash-shatranj» que al-Adli redactó en el año 840. Es posible que ninguno de los 88 jugadores (87, dado que hubo una incomparecencia) alcanzásemos ayer la condición de «aliyat» con los que en el siglo IX se calificaba a los «maestros» de entonces, pero la gracia reside en que en la Jornada 9ª de la Liga Madrileña disputada este domingo en Getafe casi todos nuestros jugadores, desde el más alevín al más veterano, resolverían los problemas planteados en su libro.
imgSirva como ejemplo este mate en 3 que ad-Adli formuló en su día (ver el diagrama adjunto a la derecha).

AJEDREZ_2019_3

Para nuestros jugadores del Getafe A, que lideran la categoría Preferente y aspiran este año a subir a División de Honor, la cosa se resolvería en menos de 30 segundos (los del incremento). Hablamos de personas de la talla de los hermanos Alcázar (el MI Víctor y el MF Jesús), de Gago, Gabri, Antonio, Cabañas, Noel, Horacio y David. Ayer, frente al Moratalaz, ganaron 4-2, gracias también a que la «ninia» Caissa los tiene bien acogidos entre sus pechos.
El problema deja de serlo también para mis compañeros del Getafe B, por mucho que Olek, Daniel, Avendaño, Luisito, Juan Andrés y Víctor (a falta de Erice y Yacine), sucumbieran 2,5-3,5 frente a La Didáctica. Cualquiera de ellos aventuraría el primer movimiento: 1.Ch5+

Gente de Primera jugando en Segunda

Mi amigo José Luis Ramos, habitual cronista de las aventuras del Getafe C, me pidió que escribiera esta semana en su lugar. ¡No quiero defraudarle! Pero hacerlo de las partidas que disputaron David Ortiz, Óscar, Sergio Valencia, Juanito y Andrés (por citar sólo a los que jugaron ayer junto al propio Ramos) sería una osadía, porque todos ellos (y los que no jugaron, como De Vega, Andrew y Handler) verían, mucho antes que un servidor, que tras 1…Txh5 sigue 2.Txg6+.
Por supuesto, el Getafe C tenía que ganar ayer al Batán y lo hizo por un claro 4-2, demostrando su potencial y aventurando que, algún día, jugarán en Primera División. Y es que en el C, simple y llanamente, tenemos a «gente de primera» que exhiben su categoría delante del tablero… y también al margen de éste.
En Segunda anda igualmente nuestro Getafe D. Ayer, mermados por la ausencia de David Martín, su primer tablero, el equipo cayó 2-4 frente al Blanco y Negro, pero tanto Sergio de la Rosa como Pau, Galarreta, Agustín, Juanjo y Eduardo sabrían que tras 2…Rxg6 viene 3.Te6#. Porque en este tipo de problemas, la solución siempre pasa por los sacrificios contrarios a la intuición, y a ninguno de ellos verán ustedes guardar la ropa si van a nadar. ¡Tenerlos como amigos y compañeros es (créanme) un auténtico lujo!

AJEDREZ_2019_2¡Abran paso, que vienen los de Tercera!

En Getafe sabemos que la derrota y la victoria, como la cara y la cruz, conforman la misma moneda. Pero también sabemos que no hay club grande (y el nuestro lo es) sin cantera. Jugando en Tercera hay 4 equipos: uno, formado por adultos; y otros tres, integrados fundamentalmente por chavales.
El primero, nuestro Getafe E, perdió ayer 2-3 frente al Magerit C. El segundo, nuestro Getafe F, ganó por 3,5 a 1,5 al Valdebernardo C. El tercero, el Getafe G, ganó 3 a 2 al Pozuelo E. Y el cuarto, el Getafe H, cedió frente al 64 Villalba D por 1,5 a 3,5. Como decimos, victorias y derrotas se reparten a partes iguales, pero todas ellas fueron luchadas como si en cada movimiento la vida («Chess is life», que diría Fischer) fuera en ello.
Poco importaba que, a lo lejos, sonase una charanga ensayando para Carnavales. ¡Alegría! Menos aún que, al margen de los 64 escaques, el día fuese más propio de abril que de febrero. ¿A quién le importaba, volcado en sus trebejos, tener a algún padre o madre (o abuelo) comiéndose las uñas…?
Si no me creen, vengan a ver un día (porque las puertas del Centro Cívico Cerro Buenavista están abiertas a los amantes del ajedrez) a los Pablo Gordo, Héctor Martín, Rubén Enrique, Jorge Sánchez, Gabriel Orozco, Jaime Rey o Jorge de la Cruz. A los Inés, Rodrigo y Samuel Movilla, a Marcos Cortijo, Emilio Pulido, Jacobo Peña, a los Alejandro de Santiago y Carretero, a Chuso, Izan, Iván, Hugo, Gonzalo, Ángel, Miguel Ángel, Aitana, Lucía, Pablo… y a toda una larga lista de 34 chavales con un talento excepcional.
Ayer domingo se trataba, como mañana, y como siempre, de escribir una nueva página en el libro de al-Adli. Ése que escribió en el siglo IX y que hoy nos sigue cautivando en la jornada IX de la liga madrileña de ajedrez. O, si se prefiere, en la novena ronda de este Magerit multicultural, al que un día los musulmanes nos aportaron astronomía, matemáticas, ingeniería… y el maravilloso juego-ciencia del ajedrez, que es nuestro lenguaje universal. Ése que no entiende de razas, sexos, religión, edad… ni declaración de la renta.
¡Feliz semana!

Publicado el

Crónicas del C – Jornadas 7ª y 8ª

JOSÉ LUIS RAMOS

Estos dos últimos partidos se han saldado con dos derrotas por la mínima; creo que el encuentro de la jornada 7 del 3 de febrero debimos ganar a Fuenlabrada, pero las partidas en los tableros 1 y 3 que teníamos ganadas, se nos torcieron a Javier a mí y nos quedamos sin el premio. Este domingo, sin embargo, creo que Chesslabrada ha sido superior y con uno de menos nos ha ganado por la mínima.

Ya hemos jugado 8 jornadas y parece oportuno hacer un breve y modesto análisis de cómo están los equipos a estas alturas. Al fin y al cabo, somos ocho equipos de un solo Club y todos nos apoyamos y estamos atentos a las dificultades, alegrías y tristezas de cada uno.

AJEDREZ_20190203_BEn Preferente, el equipo A ha ganado seis partidos perdiendo 2 y va líder con 20 puntos, empatado con Vallecas y Tajamar B. El ascenso a División de Honor (DH) está al alcance, no es un sueño.

Pero nuestro equipo B en ese mismo grupo de Preferente ocupa el último lugar de la clasificación con dos partidos ganados y seis perdidos. A pesar de la alegría de la victoria de este domingo, su situación sigue siendo muy difícil, cuando no desesperada, pues descienden cuatro.

Mi equipo, el C, como decía antes, al perder estos dos últimos partidos, hemos caído al puesto número 11, primero de los cuatro que descienden. Nuestra permanencia pasa por ganar al Lino Goas y al AVA y estoy firmemente convencido de que lo lograremos.

También en Segunda División, en su grupo A, el equipo D está situado penúltimo y su situación es como la del B, muy difícil, pues el puesto 10 de la salvación está a 5 puntos de distancia. Realmente muy complicado conseguir la permanencia.

En Tercera División, el E lleva 5 puntos de ocho posibles y su estabilidad en las alineaciones aumenta, lo que se ha traducido en buenos resultados. Matemáticamente, es posible aún luchar por el ascenso, pero no se les oculta que está carísimo cualquiera de los 16 puestos que llevan a Segunda.

El F está con cuatro puntos de ocho, al 50 % y quedar con siete puntos sería un objetivo estupendo para este equipo plagado de futuro.

G con 3 puntos y H con 2 puntos cierran el repaso. Estos dos equipos, formados por los más pequeños son todo ilusión y ganas de comerse el mundo y solo verlos ya despierta todas nuestras simpatías. Su objetivo es disfrutar jugando y asomarse al mundo competitivo del ajedrez. Y eso ya lo cumplen con creces.

Más que análisis, lo expuesto hasta ahora sería una fotografía de dónde está cada equipo en este momento y que puede valer para darnos ánimos, tranquilizarnos o renovar nuestras ganas de luchar.

Así pues, el equipo A camina con todo nuestro apoyo hacia ese ascenso a la máxima categoría mientras que el B intentará esquivar el descenso. La dificultad está en que han de conseguir mayor continuidad en las alineaciones pues ahí tienen problemas, por otra parte, al estar C y D implicados en su propia lucha poco pueden ayudar pues necesitan sus propios recursos para cumplir con sus objetivos.

El C, efectivamente, tiene aún que materializar su permanencia, momento en el que podría ayudar al B con más recursos. El D, por su parte, lo tiene dificilísimo para mantenerse y solo puede recibir ayuda de los equipos de Tercera, pues al estar en la misma categoría el C no puede ayudarles.

El próximo domingo, día 17, jugamos en casa, los ocho equipos juntos, haciendo Club y si algo puedo asegurar es que apoyo y cariño no le faltará a ninguno de nuestros equipos. Somos Club.

Publicado el

Crónicas del “C”- Jornadas 4, 5 y 6 en Segunda División

JOSÉ LUIS RAMOS
En la jornada 4 nos desplazamos a Móstoles para jugar contra su equipo B que en ese momento iba detrás nuestro en la clasificación. No sé aún si sería exceso de confianza o de automatismo en los movimientos pero el caso es que en ese encuentro, mi partida se convirtió en muy pocas jugadas en un ejemplo de cómo debemos prestar atención siempre al juego; un simple cambio en el orden de jugadas, aparentemente inocuo, se transformó en la máscara de mi vergüenza y tuve que abandonar en la jugada 13 con una posición sin esperanza de ningún tipo.
Lamentablemente, tuve tiempo para ver cómo mis compañeros sucumbían ante los contrarios mostoleños y solo dos tablas nos salvaron del cero del deshonor.
El domingo siguiente recibimos al Jaque Mate B, de Boadilla; un equipo parecido a nuestro “F” aunque con más años de estudio y de experiencia en la competición. Los muchachos del Jaque Mate demostraron con creces el porqué de su sitio en su club y la justicia de su posición en la tabla clasificatoria pues, salvo mi victoria en el segundo tablero y dos tablas, nos ganaron el partido con toda justicia.
Es más fácil reconocer esa justicia ahora, mientras escribo, pero cuando aún estaba inmerso en mi partida y me informaron que íbamos perdiendo 0 – 2 confieso que sentí que el pozo de la decepción se abría a mis pies y amenazaba con tragarnos a todos. Con el 2 – 4 ya firmado en el acta y ante un aperitivo en el bar, aún me sentía en shock por esa derrota inesperada ante los adelantados del futuro.
jl_ajedrezC_002Con el bagaje de esas dos derrotas nos encaminamos a Leganés este domingo pasado, día 27 de enero, a jugar a casa del líder, único equipo que había ganado los cinco partidos anteriores.
Yo jugué de tercer tablero y mi partida rápidamente se dirigió hacia la igualdad, propuse tablas que mi contrario no pudo aceptar porque su capitán le dijo que tenía que aguantar porque se les estaban torciendo las cosas. Efectivamente, Sergio ganaba dama por torre en el cuarto tablero y Juan, en el sexto, tenía un ataque feroz con sacrificio de pieza incluido a una india de rey. Álvaro mantenía la igualdad y en los dos primeros tableros, David ganaba pieza y Óscar mantenía el pulso con firmeza.
Juan ganó inmediatamente tras las tablas de Álvaro y la victoria de Sergio no se hizo esperar. Con mi partida en “pausa” a la espera de acontecimientos, vimos cómo David ponía la victoria necesaria para ganar el partido, 0,5 – 3,5, lo que desencadenó de inmediato tablas en mi partida. Tras la trabajada victoria de Óscar el marcador final quedó en un impensable 1 – 5 a nuestro favor, victoria que no tardamos en celebrar en el mismo bar del polideportivo de La Fortuna.

Homenaje a los capitanes

Estamos en el ecuador de la liga y creo que es el momento de explicitar mi pequeño homenaje a los capitanes de los ocho equipos. Noel en el A mantiene viva la ilusión aunque cada semana deba “pelear” para juntar seis jugadores, los mejores posibles, que nos permitan en estas fechas decir que aún es posible el ascenso a División de Honor.
Víctor en el B no solo elabora el equipo de cada semana sino que al ser también capitán del E duplica su labor y es reserva de postín para ayudar al equipo que lo necesite. Handler capitán del C, mi capi, es el primer fan del equipo y aunque no juegue, si puede se acerca a apoyarnos allá donde estemos compitiendo.
Sergio, en el D, como capitán, jugador y monitor de la Escuela simultanea esta labor, junto a Víctor, para llevar entre los dos la responsabilidad de los equipos G y H en constante contacto con los padres voluntarios de los jugadores de esos equipos – imposible agradecerles lo suficiente su labor -. Y, finalmente, Jesús y Juan Carlos como capitanes del F, y éste último como presidente al tanto siempre de cualquier problema en cualquier equipo para coordinar las soluciones.
A todos ellos mi agradecimiento y reconocimiento por su labor, sin la cual no podríamos jugar inmersos exclusivamente en nuestra partida.

Publicado el

Crónicas del Getafe C – Jornada 3ª en Segunda

JOSÉ LUIS RAMOS
Hace unos días veía en un vídeo de youtube a un MI hablando de las virtudes, o puntos fuertes, de los grandes de nuestro juego/ciencia/deporte. Uno de esas virtudes es lo que llamaba “Dinamismo de cambio de plan”. Lo explicaba diciendo que los grandes tienen mucha facilidad para cambiar el plan de juego previsto y adaptarse a las circunstancias de la partida mientras que nosotros, los simples mortales, tenemos dificultades para pensar en cambiar de plan. Mediatizados por lo que nos enseñan de elaborar un plan y seguirlo, nos es muy dificultoso tener la sangre fría para pararnos, analizar la situación del tablero y pensar en cambiar de plan. Por ejemplo, decía el MI, si jugamos con blancas la “inercia” que nos mueve es a llevar la iniciativa y en ese empeño jugamos hacia adelante aunque la partida haya tomado otro rumbo estratégico llevándonos a situaciones imposibles y perdiendo la partida.
Esto me vino a la cabeza en la jugada 4 de mi partida de esta tercera ronda de la Liga contra La Corrala Cartagena 99, pues yo jugaba con blancas en el tercer tablero y mi adversario varió un poco el orden de movimientos de la apertura normal al mover la dama a b6 apuntando a mi peón de b2. En muchas aperturas se da ese caso y si el negro toma ese peón la lucha lleva a situaciones muy complicadas pues el blanco puede ganar tiempos de desarrollo atacando a la dama negra a cambio del peón sacrificado.
Decidí entrar en esa variante porque me pareció muy pasivo seguir la línea más teórica y la partida se convirtió en una sucesión de jugadas tácticas en las que yo me desarrollaba rápidamente, incluído enroque, mientras el negro tenía que mover dama hasta seis veces escapando de mis ataques. De hecho mi contrario tuvo que renunciar al enroque y en su afán por desarrollarse perdió una pieza sin compensación alguna llevándole a un abandono rápido. Por como jugó mi rival, me pareció evidente que, teniendo ventaja de peón, intentó en todo momento un ataque a mi enroque pero sin ser consciente de que solo contaba con la dama para ello pues sus piezas se movían obligadas a casillas lejanas. No fue capaz de cambiar de plan y adoptar un esquema más defensivo esperando mi ataque.
Cuando mi contrario firmó la planilla ya habían acabado las partidas de Andrew y David. Me comentaron que en el sexto tablero Andrew perdió bastante rápido por un error grave.
David hizo tablas en el primer tablero y en el transcurso de los minutos, con algunos altibajos, cayeron de nuestro lado las partidas de Andrés y de Juan completándose el 3,5 necesario para ganar el partido. Óscar perdió finalmente en el segundo tablero pero con la tranquilidad de saber que el partido ya era nuestro.
El resto de equipos tuvieron resultados desiguales siendo el balance final de cuatro victorias y cuatro derrotas, aunque matizando que las derrotas de A y B en Preferente nos complican mucho las expectativas y nos abocan a una temporada de sufrimiento continuado en esa categoría, especialmente al B. La derrota del D en Segunda fue dolorosa, pues empezamos perdiendo 0-1 ya que nuestro segundo tablero no pudo venir y no pudo ser reemplazado al haberse iniciado ya el encuentro, y aún así, estuvieron a punto de empatar el partido.
En Tercera, tres victorias contundentes del E, F y H y una derrota del G por la mínima, buen balance que les mantiene en la lucha en esa difícil Tercera División, con especial mención a las caras sonrientes de los peques que pude llegar a ver antes de que se fueran. Se les nota cada vez más la experiencia y confianza que van cogiendo. Mi aplauso incondicional.
Una vez recogido el material y con la emoción de ver, una vez más, a tanta gente jugando ajedrez bajo el paraguas del mismo Club, nos fuimos unos cuantos a tomar un aperitivo, un buen plan que todos estuvimos de acuerdo en seguir, porque somos simples mortales y un brindis por el Club y por el ajedrez borra amargas derrotas y nos acerca al Olimpo de los dioses.