Publicado el

Liga 2019/20

Estos días ando leyendo “Casa desolada”, de Charles Dickens. Es, según los críticos, su mejor obra, por encima de “Oliver Twist” o “Historia de dos ciudades”. Dickens necesita de una lectura reposada pues son muchos detalles en los que degustar su literatura, de ahí la concentración al leerle.

Pero, siempre hay un pero, cada día ¿verdad?, el reposo no me hace olvidar que este próximo domingo iniciamos una nueva temporada de Liga de Ajedrez en la que nuestro Club participará con ¡nueve equipos!. Seguimos creciendo en socios y colectivos, lo que conlleva el inevitable aumento de material.

También crecemos en presencia en el Centro Cívico, pues nos han concedido el uso de una sala los viernes por la tarde para la actividad como Club; esto es, lugar de encuentro, bienvenida, juego, entrenamiento, etc, para uso de los socios y aficionados que quieran encontrarnos, lo que hasta ahora era bastante dificultoso.

Este domingo pasado acabó el Campeonato de Ajedrez Rápido por Equipos con el equipo Quinto Centenario como campeón con 39 puntos. Nuestros equipos cumplieron con su objetivo de “calentar motores” quedando en los puestos 31, el A, con 30 puntos y en el puesto 86, el B, con 24 puntos.

Por otra parte, hoy jueves día 21, se inicia en el Fender un taller de ajedrez dirigido a principiantes y con nuestro Club como motor. Una iniciativa más para ayudar al desarrollo del ajedrez en nuestro pueblo.

Siguiendo con las noticias, desde el 5 al 8 de diciembre tendrá lugar en Benidorm el ya clásico torneo de ajedrez de aquella localidad a la que asistirán varios socios de nuestro Club. Serán dos equipos, uno sub12, conjuntado en cooperación con el Club Tres Cantos, y compuesto por Jaime Rey y Samuel Movilla de Getafe y César García y Alonso Feal del Tres Cantos. El otro equipo es sub18 compuesto íntegramente por jugadores del Getafe: Pablo Gordo, Héctor Martín, Jorge Sánchez e Inés Movilla, puestos por orden de Elo. Irán acompañados por Olek Khudov como entrenador. ¡Suerte y buena lucha!

Y volviendo al próximo domingo, 24 de noviembre a las 10.00, el Getafe A comienza su andadura, difícil andadura por cierto, en División de Honor, máxima categoría por equipos y en la que, por primera vez, estamos representados gracias al ascenso conseguido la temporada pasada por nuestro equipo A. En esta máxima categoría juegan 8 equipos, sistema liga a doble vuelta, por lo que son 14 jornadas, razón por la que empiezan un domingo antes que todos los demás. Juega en casa recibiendo al Blanco y Negro y, no hay ni que decirlo, iremos, los que podamos, a mostrales todo nuestro apoyo en la lucha. Los seis que tendrán el honor de representar a Getafe en División de Honor por primera vez son 1- Ignacio Gago; 2 – Olek Khudov; 3 – Gabriel García; 4 – Jesús Alcázar; 5 – Antonio García; y 6 – David Guerrero. ¡Ánimo y por ellos!

El resto de equipos empezaremos la Liga el domingo día 1 de diciembre: El B en primera, el C en segunda y el resto, D, E, F, G, H e I en tercera. Una nueva liga apasionante con retos para todos pues si el B, el C y el D, tienen como objetivo el ascenso a la división superior, no hay que olvidar que la experiencia, la alegría de los más pequeños y el ambiente de cada equipo es en sí mismo un ilusionante reto por el que competir. ¡Ánimo y suerte a todos!

JL – 20/11/2019

Publicado el

CRÓNICA PARA UN CRONISTA

        Decía Voltaire: “Yo, como Don Quijote, me invento pasiones solo para ejercitarme”.
IMG-20181108-WA0015
        Una de las personas que mejor se ajusta a esta positiva forma de enfocar la vida es Juan Carlos Ballesteros Cudero al que todos conocemos.
        Se da un aire al protagonista de la novela de Miguel de Cervantes si nos paramos unos segundos y le imaginamos con armadura sobre un caballo (de ajedrez por supuesto) y lanza en ristre contra todo aquello que le impida cumplir sus sueños o proyectos.
        Su reciente historia personal viene marcada por el accidente de tráfico que sufrió junto a su mujer Nieves y su hija Claudia en 2011. Tras meses de trabajo, tesón y ganas de salir adelante llegó su recuperación, que no venía en los guiones de los médicos que lo recibieron en el Hospital Nacional de Parapléjicos en Toledo.
        Después de este inesperado y sorprendente hecho, Juan Carlos podría haber aprovechado la baja laboral permanente para dedicarse a sus labores, a dar paseos por el barrio cogiendo bronce de lunes a domingo, aunque ya sabemos todos que eso no fue así. Me atrevo a decir que él quiso devolver a la vida y a la sociedad el trato dispensado por su fortuna. Hete aquí que él como el caballeresco personaje vio la
oportunidad de dedicarse a otros ejercicios y un buen día volvió a su vida el deporte-juego-ciencia llamado ajedrez.
        Se puso manos a la obra a la manera de Don Quijote, ejercitándose en pasiones propias o ajenas tales como acompañar a la chavalería que compone este club en sus partidas para dar ánimos, abrazos, consejos así como ser pañuelo que enjuga alguna lágrima. Lo hemos visto en la liga infantil, la liga regular, torneos en los que participe algún mozo o moza del Club, sin olvidar los fines de semana en las diversas categorías de los campeonatos autonómicos desde la primera hasta la última partida. Esta presencia además del bien que hace a los participantes, las familias la agradecemos muchísimo.
        Ha habido otros ejercicios más arriesgados como el de embarcar y conducir a cuatro de los miembros más jóvenes del Club a jugar la Copa de España en Benidorm un mes de diciembre de 2017 o el de animar la participación para disputar el campeonato de España en Salobreña (Granada) acompañando a otros dos chavales con sus familias en julio de 2018 , o hacer las gestiones necesarias para traer a Anatoli Karpov a Getafe y que todos nosotros pudiésemos compartir esta emoción y sueño de su adolescencia; hay más… motivar y conseguir que otro chaval fuese al Campeonato del mundo en Santiago de Compostela en noviembre de 2018, promoviendo acciones para que esto fuera posible. Otras locuras son los torneos exclusivamente femeninos en el Fender que tan buen sabor de boca dejan a las participantes; suma y sigue…
        Estos y otros proyectos suponen un sacrificio personal, familiar además de económico pues dinamizar y sacar recursos poniéndose al frente de tantas buenas ideas alrededor de los 64 escaques no es gratuito, genera desgaste, incertidumbre y seguramente algo de insomnio aunque me imagino, que nadie puede pagar la satisfacción de ir abriendo caminos que llevan a territorios en los que nadie había estado con anterioridad. Me contó en una ocasión que su hija Claudia le dijo que, a pesar de las secuelas que le dejó el accidente paradójicamente su vida había cambiado para bien, a lo que él simplemente asintió.
        Juan Carlos también tiene a su Dulcinea particular, Caissa una musa a la que recurre cada vez que habla de suerte o fortuna pero ya se sabe lo que pasa con la suerte, la encuentras si la buscas y Juan Carlos no ha dudado en acudir a muchas instituciones, entidades o personas para que el Club Ajedrez Getafe crezca y sea un referente ajedrecístico en la Comunidad de Madrid.
        Él va a decir que sin la ayuda, colaboración, complicidad y generosidad de otros miembros del Club todas estas formas de ejercitarse no hubieran sido posibles, no le falta razón. No quiero nombrar a nadie de estos compañeros de viaje porque en mi desconocimiento de los entresijos de estas y otras maravillosas peripecias, me dejaría a alguien en el tintero y no sería justo, a fin de cuentas, todos ponemos cara a los que le han acompañado en esta “legislatura”. Tampoco me arriesgo a decir quien encarnaría a Sancho, el barbero, el cura, el bachiller Sansón Carrasco, el ama de llaves o la sobrina, igualmente protagonistas y hacedores de sus proyectos, quiero remarcar que extiendo NUESTRO AGRADECIMIENTO a todos ellos.
44913584_891420587714127_5138136257435533312_o
        Desde esta crónica le deseamos que siga viendo y viviendo nuevas aventuras, nuevos territorios que explorar, que gente dispuesta a entablar feroz batalla contra gigantes, ejércitos, malandrines no le van a faltar porque ha procurado no ser imprescindible y eso también es un mérito más que aportar a este reconocimiento.